¿Cómo pagar menos en el recibo energético de tu Pyme o empresa?

El recibo energético de una empresa o pyme va a depender directamente del consumo de electricidad y calefacción que requiere para su actividad económica principal. Conoce los elementos que componen una factura y cómo se facturan.

¿Cuánta electricidad consumen las pymes?

Los costos de electricidad son más altos para las pymes o empresas porque el uso y consumo de energía es mayor que en los hogares, lo que puede reflejarse en las facturas anuales.

Las tarifas eléctricas para pequeñas y medianas empresas o corporaciones tienen el mismo concepto que las tarifas eléctricas domiciliarias, pero para potencias superiores a 15 kilovatios (kW), se facturan de forma diferente, facturando la electricidad y la energía en distintos momentos.

En los últimos años, las facturas eléctricas de las pequeñas y medianas empresas se han incrementado significativamente, representando una parte importante de los beneficios de las grandes y medianas empresas.

¿Cómo entender el recibo eléctrico de las pymes?

El recibo eléctrico de una empresa consta de los mismos elementos que se facturan a una casa. Sin embargo, cuando se trata de tarifas eléctricas con mayor potencia contratada, como la tarifa 3.0 -que no es habitual entre los clientes domésticos- las tarifas eléctricas se facturan de forma diferente.

Asimismo, hay un nuevo factor en los recibos de las pymes: la energía reactiva. La producción excesiva de este tipo de energía puede resultar en pérdidas financieras – impuestas por las distribuidoras – a los clientes.

  • Término de potencia:

Este término hace referencia al precio que los clientes tienen que pagar por la electricidad que tienen contratada. Para pymes con potencia superior a 15kW la facturación será distinta.

Por ejemplo, con una tarificación 3.0 la luz se facturará en 3 periodos, y la instalación tendrá un valor máximo en lugar de un contador habitual. Este factor determina si el consumidor excede la cantidad de kilovatios (kW) contratados.

Si la demanda de energía eléctrica es superior a la energía eléctrica contratada, el importe pagado durante el plazo de la energía eléctrica será mayor. La facturación de la energía eléctrica con el valor máximo se rige por un conjunto de reglas que los usuarios deben tener en cuenta a la hora de optimizar su energía eléctrica contratada.

  • Consumo:

Un período de consumo determina la cantidad que un cliente debe pagar por el consumo energético dentro de un período de facturación en particular. Si la tarifa de contrato de tu pyme o empresa discrimina horarios para dos o tres periodos, se especificará el consumo de energía para cada periodo.

El importe de este plazo dependerá directamente del consumo de energía y de las tarifas del contrato. Estos últimos pueden ser de precio fijo, diferenciados por horas o indexados. Por tanto, este concepto depende de diferentes factores que los clientes pueden determinar a la hora de contratar el abastecimiento de electricidad para su negocio.

  • Energía reactiva:

La energía reactiva se paga cuando supera el 33% de la energía activa consumida en el transcurso del periodo de facturación. Implica una sanción económica al usuario, lo que incrementa significativamente la cuantía del recibo de energía.

El coste de la energía reactiva lo determina la distribuidora, por lo que se pagará la misma cantidad en todo el territorio español.

  • Renta de medidores e impuestos:

Si el medidor o multímetro es propiedad del distribuidor, el cliente debe pagar una renta mensual. Sus precios están regulados dentro de España. Si el medidor es propiedad del usuario, este no tiene que pagar renta mensual, pero debe cuidar que funcione correctamente.

¿Cómo economizar en el recibo eléctrico de tu empresa?

Reducir el recibo eléctrico es una de las mayores preocupaciones de las empresas o pequeñas y medianas empresas ya que supone un importante gasto anual. Puede pagar menos por el uso de electricidad cuando:

  1. Optimización de la potencia del contrato: Esta es una de las claves para ahorrar en la factura de la luz de las pymes. Es importante señalar que es crucial determinar la cantidad de kilovatios (kW) contratados para cada período, mientras más electricidad contrate, más pagará por el período de uso de electricidad anterior.
  2. Cambiar la tarificación de la luz:  Adoptar el precio de la electricidad que mejor se adapte a las actividades económicas de la empresa es el principal método de ahorro. Para obtener la mejor oferta de electricidad para las PYMES, es importante considerar no solo el precio establecido por el uso de la electricidad, sino también si ofrece descuentos y si esos descuentos son permanentes.
Las tarifas indexadas proporcionan el precio de la luz al mismo precio que obtienen los comercializadores en el mercado de la energía. Por tanto, es un precio variable que puede resultar más económico, pero que no proporciona una facturación estable debido a sus fluctuaciones.
  1. Consejos de ahorro: Llevar a cabo estos sencillos consejos puede facilitar el ahorro de la factura de la luz de tu negocio o pyme, pero siempre es importante tener en cuenta que el consejo profesional es que se debe garantizar el correcto uso de todos los equipos instalados y formados por él.
  • Utiliza LED o bombillas de bajo consumo
  • Los acondicionadores de aire zonificados son mejores que los acondicionadores de aire centrales
  • Mantener una temperatura óptima de 20-21 grados en invierno y 25-26 grados en verano
  • Cuando se trata de informática, busque dispositivos con certificado ENERGY STAR
  • Procura en la medida de lo posible no dejar los dispositivo en estado de «espera»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.