Modelo 115: La declaración imprescindible para autónomos con espacios alquilados.

La declaración de alquileres es una obligación trimestral para los autónomos y sociedades que desarrollan su negocio en locales, oficinas o espacios de trabajo alquilados. Cada trimestre, deben presentar el modelo 115 y, además, durante el primer mes del año, realizar el resumen anual a través del modelo 180. En este artículo, exploraremos en detalle qué implica esta declaración y quiénes están exentos de presentarla.

El modelo 115 y las obligaciones fiscales de los autónomos:

El modelo 115 es una autoliquidación mediante la cual se declaran las retenciones de IRPF practicadas en los alquileres. Todos los autónomos o empresas que tengan un local alquilado para el desarrollo de su negocio están obligados a presentarlo. Además, también deben incluirse las retenciones de IRPF correspondientes al alquiler de plazas de garaje.

Excepciones y casos en los que no es necesario presentar el modelo 115:

Existen algunas excepciones y casuísticas en las que los autónomos no están obligados a presentar el modelo 115. Estas incluyen el alquiler de parcelas rústicas, alquileres financieros y alquileres con una cuantía que no supere los 900 euros con el mismo arrendador. Asimismo, si el arrendador se dedica exclusivamente al alquiler de inmuebles y está incluido en el epígrafe 861 del Impuesto sobre Actividades Económicas, el autónomo inquilino tampoco tendrá que presentar el modelo 115.

Periodicidad y plazos de presentación:

El modelo 115 debe presentarse cada tres meses, siguiendo el mismo plazo que otras autoliquidaciones importantes como el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Los autónomos que tengan alquilado un local para desarrollar su actividad deberán presentar la autoliquidación en los siguientes periodos:

  • Primer trimestre (enero, febrero y marzo): del 1 al 20 de abril
  • Segundo trimestre (abril, mayo y junio): del 1 al 20 de julio
  • Tercer trimestre (julio, agosto y septiembre): del 1 al 20 de octubre
  • Cuarto trimestre (octubre, noviembre y diciembre): del 1 al 20 de enero

Además, en enero también se deberá presentar el modelo 180, una declaración informativa que englobará toda la información proporcionada a través de los cuatro trimestres del modelo 115. El plazo para presentar el modelo 180 será del 1 al 31 de enero.

Pasos a seguir antes de presentar el modelo 115:

Antes de presentar el modelo 115 correspondiente a cada trimestre, es necesario recopilar todas las facturas donde se haya retenido IRPF por concepto de alquileres. Esto garantizará una declaración precisa y completa.

Conclusión:

La declaración de alquileres es una obligación fiscal trimestral para los autónomos y sociedades que desarrollan su negocio en oficinas/locales alquilados. A través del modelo 115, se declaran las retenciones de IRPF realizadas en los alquileres, y se deben respetar los plazos establecidos por la Agencia Tributaria. Es importante conocer las excepciones y casos en los que no es necesario presentar esta autoliquidación. Cumplir con esta obligación contribuirá a mantener una situación fiscal adecuada y evitar posibles sanciones. Recuerda recopilar todas las facturas necesarias antes de presentar el modelo 115 y asegurarte de cumplir con las obligaciones tributarias correspondientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.