¿Puede un autónomo tener nómina?

La pregunta sobre si un autónomo puede tener una nómina es bastante común entre aquellos que trabajan por cuenta propia.

En este artículo, vamos a desentrañar cómo funciona la nómina en el régimen de autónomos, en qué situaciones es posible tener una y cómo puedes establecer tu propio salario para justificar tus ingresos.

Además, también abordaremos cómo puedes estructurar la nómina si eres administrador de una sociedad.

¿Puede un autónomo tener una nómina?

Disfrutar de un salario regular cada mes es una de las ventajas más notables que diferencia a un autónomo de un trabajador asalariado. La seguridad de recibir un ingreso mensual fijo proporciona tranquilidad y elimina la incertidumbre asociada con los ingresos variables.

Sin embargo, ¿sabías que también es posible tener una nómina siendo autónomo?

Como sabemos, no todos los autónomos son iguales ni se dedican a la misma actividad. Por lo tanto, aunque es posible tener una nómina, no todos los autónomos pueden hacerlo.

A continuación, detallaremos en qué casos es posible tener una nómina siendo autónomo.

¿Qué tipos de autónomos no pueden tener una nómina?

Como se mencionó anteriormente, no todos los autónomos pueden tener una nómina.

En el caso de un autónomo individual, no está permitido establecer una nómina con un salario fijo. Esto se debe a que los autónomos individuales son trabajadores por cuenta propia que operan solos en su negocio, y no hay una distinción clara entre la persona física y la empresa. Todos los ingresos y gastos del negocio son gestionados por la misma persona, lo que significa que no pueden asignarse un salario como autónomo.

¿Cuándo es posible tener una nómina siendo autónomo?

Aunque los autónomos individuales no pueden establecer una nómina con un salario fijo, existen algunas excepciones:

  • Autónomo individual que trabaja en su negocio: Aunque no pueden tener una nómina formal, estos autónomos pueden destinar una parte de sus ingresos para cubrir gastos personales. Sin embargo, a efectos fiscales, deben tributar por todos los ingresos generados por el negocio, no solo por el salario asignado.
  • Autónomo individual que trabaja además por cuenta ajena: En este caso, el autónomo puede recibir un salario de la empresa para la que trabaja, además de los ingresos generados por su propio negocio.
  • Autónomo societario: Para este tipo de autónomos, la situación varía según las circunstancias:
    • Si es un autónomo socio de una sociedad mercantil y presta servicios profesionales, no recibe una nómina como autónomo, sino una factura que refleja el trabajo realizado.
    • Si realiza actividades no profesionales, puede recibir una nómina, aunque existen excepciones.

Estableciendo tu salario siendo autónomo y cómo justificarlo

Determinar el salario como autónomo puede hacerse internamente sin implicaciones fiscales, ya que siempre se debe tributar por todos los ingresos generados. Aquí te explicamos cómo puedes establecer tu salario:

  1. Analiza tus ingresos: Examina tanto los ingresos fijos como los esporádicos y realiza una previsión al alza y otra a la baja. Luego, establece el punto medio como tu ingreso estimado.
  2. Identifica tus gastos fijos: Considera gastos como la cuota de autónomo, transporte, alquiler de oficina, suministros, etc.
  3. Calcula tu salario disponible: Resta los gastos necesarios para la actividad y así sabrás cuánto dinero tienes disponible para tu salario.

Es posible que necesites justificar tus ingresos a través de una nómina al solicitar un préstamo o comprar una vivienda. Para hacerlo sin una nómina formal, puedes presentar:

  • La Declaración de la Renta.
  • El modelo 130, que refleja la autoliquidación del IRPF trimestral.
  • Pagos de la cuota de autónomo.

Elaborando la nómina de un autónomo administrador en una sociedad

Si necesitas elaborar la nómina de un autónomo que también es administrador en una sociedad, estos son los pasos a seguir:

  • Datos de la empresa: Detalla la denominación social de la empresa, su domicilio, NIF y código de cuenta de cotización en la Seguridad Social.
  • Datos del trabajador: Incluye el nombre completo, NIF, dirección y número de afiliación a la Seguridad Social.
  • Devengos: Detalla los ingresos asignados al autónomo en concepto de salario, incluyendo el salario base, horas extra y otros ingresos relacionados con su actividad.
  • Deducciones: Si el autónomo cotiza en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), no se aplicarán deducciones en la nómina.
  • Retención de IRPF: Este punto varía según la situación fiscal del autónomo y la normativa vigente.

En conclusión, la posibilidad de tener una nómina como autónomo varía según diversos factores, y es importante entender cómo funciona este proceso para garantizar una gestión financiera adecuada en tu negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.